sábado, 4 de junio de 2016

Meme

Ayer estuve en Obras del Hermano Pedro, y mientras fuimos a un pabellón donde están los niños que tienen desnutrición severa con una visita importante, teníamos a nuestro alrededor varias personas, las chicas tomando las fotos, atendiendo a la visita... en fin. Justo en la entrada del lugar hay un lavamanos, que ayer dirigía un niño, nos decía... lavate las manos, y luego sécatelas bien, así pasamos varias personas a lavarnos las manos, cuando me tocò a mi, hice toda la rutina de higienizar las manos y me dice, te lavaste bien? y le digo si, y me da una palmada en la pierna, y me dice pasà pues.

Meme en mi cabeza tiene unos 3 años, mide el equivalente de un niño de 1 año, pero tiene una mente tan despierta, que conecta, visitamos a los niños, vimos otros pacientes y cuando ya íbamos para afuera, usualmente en mi cartera cargo un power bank de celular, con un gran cable blanco, porque una bateria de iPhone no me dura para un dìa,  cuando íbamos saliendo para afuera traia remolcado a Meme, venía como esquiando conmigo, agarrado de mi cable del celular, me acordé de mis dias en Amati con mi papà cuando en el lago se podìa esquiar... y me volteo y le digo, te venis conmigo? y se reìa... còmo te llamàs? Meme, Meme? le dije, nooo me dijo no me oìs bien, me llamo Elmer Manuel, aaa, le dije yo y cuántos años tenès? sus deditos decían 3 pero el me decía dos con su boca, nos reímos, soltó mi cablecito y nos fuimos para la siguiente reunión.

Fuè como mi momento mágico de la semana, agradecí a Dios porque me permite un dìa entre semana como ayer, estar en La Antigua, caminar en estas calles empedradas en las que cada rato pienso voy a torcerme el pìe por mis zapatos casi-formales para mantener el look, seguir caminando. Y porque me da el tiempo de ayudar en las Obras.

El 2009, fue un año difícil para mi, luego de 17 años de trabajar en una empresa grande, me despidieron por teléfono, luego que yo pensaba que era de los activos mas importantes que tenìa la empresa, y la verdad que luego de que pasè unos meses muy malos, me logrè recuperar. Pasé mis 5 etapas del duelo, mis amigos y familia me ayudaron y luego.. me recogí con mi cabeza y cuerpo, al estilo de esas fajas que venden por televisión que recogen las nalgas y el busto... hice dieta, baje de peso, me puse a estudiar, en fin... como que sobrevivi...

En el 2012, tambien tuve mi episodio al salir del mundo corporativo, de una forma algo abrupta, pero que me ayudó a ver que con cada patada que me daban, pensaba... aqui si que no vuelvo.

Total que luego de 20 años de trabajar bajo la luz de neòn de una oficina, de disfrutar trabajar hasta los domingos.... puse mi negocio, y hoy 4 años después estoy contenta de hacer lo que hago y de la forma que lo hago.

Un dìa hace algunos años pensé, cómo me gustaría vivir cuando tenga 60?  me gustaría poder viajar, trabajar, comer, ayudar a los demás y pasar tiempo haciendo las cosas que me gustan.

Y en mi mente tracé mi modelo de negocio, donde mis colaboradores trabajaran desde su casa, donde se cumpliera el trabajo y donde quienes trabajaran conmigo ademàs de ser muy capaces, estudiosos, apasionados hicieran las cosas con el cariño que yo lo hago, sin tener que estar sentados en un escritorio... En un año, tuve 3 almas que no sobrepasaron mi modelo de trabajar y pues tuve que adaptarme al modelo cultural de oficina física, y asì ya llevo 2 años con escritorio para mis chicas.

En ese proceso de wishful thinking, pensé que me gustaría tener mas tiempo para escribir y para hacer las cosas que me gustan mas, viajar, ir a la Antigua, estudiar, ir a conferencias de tecnología y retail en otras partes del mundo, y me agrada ver, que años después, esto está sucediendo, que puedo hacerlo como lo pensé.

Hay veces que uno piensa que viajar es de gente de mucho dinero, no, hay que saber viajar y hacerlo, porque cuando viajas y conoces a otras personas, te enseñan a viajar de forma mas económica, así como todo en la vida, ya todo esta descubierto, lo que falta es que uno lo descubra.

Asi que con mi Chef, mi partner de vida, mi amor, mi media naranja, mi medio mango, nos encanta viajar, hemos aprendido a comprar pasajes a $100 dolares, en utilizar airbnb, a pedir viajes con Uber en Mêxico y Perù.  Y ahora tengo la ilusiòn de usar blablacar en Europa para movernos dentro de los paìses.

Asi que como decìa don Carlitos Paiz, si lo puedes soñar, lo puedes lograr.

Salud !

Tortix y Tiky