Entradas

El sueño de ir a la U

Era un sueño compartido con mi mamá Cristina. Ella siempre fuè y ha sido una mujer muy estudiosa y excelente para tomar notas, con una excelente redacción y ortografía gracias a su pasión por leer todo lo que le pasa por en frente que le interese. Admito que no estaba muy segura de ¿què estudiar?, pero en ese momento la carrera de moda era la mercadotecnia, mis papàs ambos muy trabajadores, les gustò la carrera, decían que era la técnica detrás de un buen vendedor.  Mis dos padres son destacados vendedores, networkers, conversadores y conectores de personas por donde han pasado. Tenia 16 años cuando empecé la U, iba feliz porque teníamos grupito, mi amiga del alma Diana, que vivía al final de las Amèricas, era mi alera para esta gran aventura, mi mamà empezó a pagar la U, pero al mes que estábamos en el camino, me dijo que si probaba encontrar un trabajo para ayudar con la mensualidad. Y asì fuè, asistí a la U desde las 7 am y terminábamos a las 11 am, tiempo que me daba para regresar

Tortix y Tiky

Tortix y Tiky Para la gente bonita como tu, para los que hay que convencer a puro tortrix de la belleza de Guate, esta es para vos. No todos los caminos estaban pavimentados, empezábamos a las 7 am en teoría, aunque todo el grupo llegara a desayunar a las 8.30 am, durante los 9 días de la travesía la agenda al estilo Walmart, parecía no funcionar. La primera parada fué Tecpan, el desayuno: tortillitas negras con queso Chancol, cafecito con leche y herraduras dulces, primera parada, primera reunión del grupo. Siguiente parada, Pana, de mis destinos favoritos, la vista en el mirador parecía bendecirnos, el agua cambiaba de colores, no sé por qué pero no había visto antes estos colores en el lago. Como cuando alguien parece tener beer googles, todo se veía mas lindo, comimos papas fritas en el Circus Bar, con huevito y tocino, el plato favorito de mi papá, cuando en los 80s íbamos en año nuevo, desayunábamos en el Patio o en Mario’s Room, panqueques con frutas, almuerzo en La Santa

Is this love 💗

Is this love Faltan 38 minutos para aterrizar, I wanna love you de Bob Marley suena en mi telefono, será que is this love por las playas que me trae a Dominicana, sea suficiente? Frente a mi, 8 niños que van a alguna competencia de deportes, no paran de conversar. El año pasado estuve en un curso de liderazgo en Colombia y conocí a un grupo de amigos del caribe espectacular, Gilli de Barbados, Gina de Belice, mi maestra de Irlanda, tenia 26 años pero parecía de 50 con una inteligencia emocional a todo mecate.  Mientras en el frío Bogotá estudiábamos tendencias de coaching y crecimiento en equipos de trabajo, pensaba en que tenia que hacer para ir a trabajar a una isla. La primera pregunta a mis nuevos amigos, tu vas a trabajar en shorts? Siempre he asociado mi amor por la playa con castillos de arena y shorts, pero no, van full chaqueta a trabajar todos los días por el aire acondicionado, mas que muchos de mis nuevos amigos caribeños trabajaban en el gobierno. Este viaje

Historias en una maleta ejecutiva, Hamburgo

Imagen
Todos los días caminábamos mucho, 8, 10 o 17 Kilometros, todo sin entrenar para la media maratón o los 10K, caminando vestidos en traje de ejecutivos, pantalòn mejor si de color oscuro, zapatos, en mi cabeza los mejores para la ocasión, unos flats de leopardo gris, negro y blanco. Mercurio estaba en la puerta, el edificio era tan alto que si nos multiplicábamos por 20 todavía sobraba espacio sobre nuestra cabeza, el edificio de color blanco nos daba la bienvenida a 17 integrantes de la comisión de empresarios Centroamericanos que llegábamos a conocer la forma de hacer negocios en Alemania. Nos recibió el Director de la Camara, un señor encantador, vestido con pantalòn rojo, chaqueta negra, camisa azul y un sentido del humor que nos hizo sonreír a todos desde el primer instante, alto, 1.90 mts, calvo, unos ojos brillantes y una personalidad llena de carisma que a todos nos hizo dar ganas de vivir y trabajar en Alemania. Entramos en una sala redonda gris, cada empresario tenía enfr

Unter den linden

Bajo los tilos, la calle que termina en la puerta de Brandenburgo, en la ciudad de Berlin, recibe a los 4 guatemaltecos que participamos en el programa de Giz, Facilidad con @agexport. Llegamos luego de 10 horas de vuelo de diferentes destinos. Un dìa, para ponernos al dìa del jetlag y las horas perdidas en el avión, como viajar en el futuro, varias horas mas delante de la hora local chapina. Aprovechamos la mañana para ir a caminar, estuvimos en la Catedral de Berlin , en la cual esperábamos entrar para ir a misa de 12, pero no tenían, solo un servicio protestante, que podía ser escuchado en inglès. Paseamos en el Museo de Humbolt , que está en construcción, era el anterior palacio, me impresionó que van a reconstruirlo al tamaño original que a mi, parece ser de 3 cuadras, gigante. Con esta será la 3era vez que lo construyen. En el primer piso tienen una área permanente para pedir donaciones, en la entrada por grupos sientan a los turistas que hablen aleman a ve

El Patron

Con el que se hacen los vestidos, que antes se podía ir a comprar por la 5ta avenida de la zona 1, venia en unas revistas españolas, se desprendía de la mitad, traía unas lineas punteadas y pespunte para arrancar, de ahí salía la blusa y las mangas, todo estaba pre-hecho o pintado en color azul sobre paginas de papel periódico delgado. Ese patrón, el que servia para confeccionar. Puede ser también el patrón de la serie de Netflix, o el patrón, el jefe, al cual durante varios años te enseñó a formarte, del cual aprendiste de su escala de valores a admirarle y poner en práctica en su dia a dia, si tengo veces en los que ahora como empresaria digo... que me hubiera dicho Luis Alfonso? Mmm que le diera, dale viaje Pili! O Fernanda, camine camine, hágale hágale, no te quito mas tu tiempo, nena nena... correle! Jaja!! En septiembre estuve en un curso de liderazgo en Colombia y de las cosas que aun recuerdo es que un buen jefe es un buen mentor, un buen maestro, paciente, que tiene en

Desiderata

Desiderata Vive plácidamente entre la premura y el bullicio y en ten presente la paz que puedes hallar en el silencio... Este cuadro colgaba en el baño de mi casa, cuando estábamos en casa de mis papas, yo podría recitarlo casi todo, cada dia que me saludaba el baño me memorizaba algo de su contenido. El silencio que mas disfruto es el del avión, ese zumbido en el oído es una invitación perfecta para leer o escribir, unos años atrás me ayudaron a escribir mis historias de la maleta, hoy me inspiran para mi primer nota del 2018!! Vamos en camino a San Jose, Costa Rica. En estos dias estuvimos en unos cursos de innovación, Paco nuestro instructor, oriundo de Asturias, España, nos explicaba las 6 etapas para innovar, luego de varias intensas sesiones en un castellano a velocidad expresa, ayer me trataba de dormir, pero no podía, lo divertido era que mi mente hablaba casi que en catalán. Vamos! A por todo! Venga! Vamos a llenar la planilla. Me parecía estar en una escena de